Sonidos Sagrados

Esta experiencia puede ser personal o en grupo, sola o acompañando otras formas de sanación, es una terapia física con repercusión mental y emocional a través del maravilloso vibrar de la energía en los Cuencos Tibetanos; campanas, kalimba, caracolas y otros sonidos armonizadores y sanadores…

Al entrar en conexión con estos instrumentos que generan vibración, energía, relajación y quietud; se realiza la mágica transformación, se ordena y armoniza cada célula, equilibrando a nivel físico y emocional a la persona que recibe esta generosa y reconstructiva terapia.